Naciones Unidas

Gestión del Conocimiento (GDC)

Gestionando el Conocimiento sobre Quien sabe Que

Existe la tendencia de que cada entidad (equipo de trabajo, Unidad o División) en una Organización aprende en paralelo pero dentro de la ignorancia de lo que la otra está haciendo

►Dentro de equipos de trabajo, divisiones o unidades en una organización existe la tendencia que cada entidad aprende en paralelo pero en la ignorancia de lo que la otra está haciendo.

►Para compartir el conocimiento es necesario conectar a las personas entre sí, aquellas que lo tienen y aquellas que lo requieren.

►Para esto es importante gestionar el “Know-Who”, es decir saber QUIEN sabe QUE y así estimular y promover dicha conexión entre personas.

►El reto es crear un ambiente donde las relaciones se creen más allá de los límites naturales de la organización, estimular la creación de redes y comunidades y apoyar al staff para ir más allá de sus círculos normales de influencia.

►De esta forma, la creación de estas conexiones facilitará el aprendizaje, esa es la importancia de saber quien sabe que y promover las conexiones entre las personas que tienen el conocimiento y las que lo requieren.

El deseo de aprender y la voluntad de compartir el conocimiento son los dos factores primarios que necesitan estar presentes para que se dé una conexión efectiva entre las personas.

La transferencia del conocimiento es acerca de personas y relaciones entre ellas más que acerca de proyectos o recursos por lo que el ambiente para apoyar la gestión del conocimiento requiere de respetar a las personas como personas, presentarlas como personas y proporcionarles los medios para que se relacionen con otros más allá de sus fronteras jerárquicas por ejemplo.

►Es importante mantener una visión clara de lo que se quiere lograr al promover la conexión entre las personas por ejemplo a través de un repositorio con los registros personales, experiencia y conocimiento del staff.

►Es importante tener presente que la gestión de los recursos del conocimiento humano no es ubicar a personas en roles pensando que solamente pueden hacer una contribución si se ubican en dichos roles dentro de la organización.

El recurso real a gestionar es el conocimiento y la experiencia que reside en la cabeza de los empleados sin importar donde están sentados.

Las relaciones de negocio o de trabajo florecen cuando los detalles personales son compartidos, es decir cuando las personas interactúan para conocerse a nivel más personal  fuera de lo convencional y de las áreas de trabajo, a fin de conectar a niveles más cercanos como experiencias compartidas, similitudes de tipo social, retos emotivos, etc. Cuando ya se saben las respuestas a estas preguntas más personales, es más fácil establecer un rapport, confianza y relaciones de trabajo entre las personas para compartir el conocimiento.